Escribir y resistir por el arte, la crítica y la teoría

CÁMARA DE LAS MARAVILLAS Parte I

en Crítica de Arte por

Mucho se habla sobre las falencias que se presentan en los profesionales que conforman –o deberían tratar de conformar– las dinámicas del arte en Colombia. La crítica, el mercado y la curaduría padecen la ausencia del crítico, el galerista y el curador –respectivamente–, estacando el desarrollo del arte en nuestra ciudad. En realidad, pocas exposiciones han sido curadas en Medellín, y la mayoría de ellas, lo han sido por expertos internacionales que vienen al país y a la ciudad a ejercer lo que no hemos logrado hacer los que pertenecemos al circuito nacional.

camara
Pieza de comunicación

Es el caso de Jens Hoffmann[1], experto internacional que curó el proyecto Camera of Wonders (Cámara de Maravillas) realizado inicialmente en el Centro de la Imagen, Ciudad de México durante octubre del año pasado, y que luego itineró a Medellín, gestionada a través del Museo de Arte Moderno de Medellín MAMM, en donde se encuentra desde el 20 de abril hasta el 26 de junio. La exposición es una “disposición asociativa de más de 100 fotografías de la CIA[2] (Colección Isabel y Agustín Coppel) y de la Kadish Art Foundation”[3].

El hecho de que Camera of Wonders contenga un proceso curatorial y que el Mamm sea constante con la publicación de documentos que refuercen los contenidos materiales y visuales dispuestos en las salas de exposición, dan motivo para escribir este comentario crítico, partiendo de lo que está por fuera de la experiencia museal, dejándolo todo a la hoja de sala[4], como un ejercicio en el que sea esta el único acercamiento físico y conceptual a la exposición en cuestión. Siguiendo la importancia que contiene la hoja de sala como primer acercamiento al discurso, y siendo en muchas ocasiones el único medio para acceder al proyecto curatorial, hablando en términos teóricos y conceptuales. Se hace importante analizar la objetividad del papel, de las palabras, las fuentes y planteamientos del curador, realizadas en esta ocasión a través de un plegable.

Hoja de sala camara de maravillas
Hoja de sala cámara de maravillas
Hoja de sala camara de maravillas
Hoja de sala camara de maravillas

Esto quiere decir que en buena medida la hoja de sala –ya que contiene un fragmento del texto curatorial– deberá proporcionar una cierta cantidad de contenidos respecto a lo desarrollado espacial y visualmente, al menos en términos conceptuales. En la curaduría, esto solo es posible cuando el curador ha desarrollado un ejercicio investigativo en el cual analiza y construye una idea propia sobre un tema específico, en este caso de la fotografía, y toma “prestado” algunos elementos externos para sustentar su idea, su discurso curatorial. Se trata de una labor semejante a la del artista, el cual en la actualidad requiere indagar, experimentar y reflexionar en la interdisciplinariedad, sustentando su producción para otorgarle solidez no solo intelectual, sino también técnica, histórica y contextual.

De todo esto es de donde surge la pregunta por la conceptualización[5] y el desarrollo teórico como parte de una exposición. Para mí, que escribo sobre arte y que me interesa la curaduría, se hace necesario analizar si esta disciplina tiene un sentido más allá de la posibilidad de los objetos, el espacio, el equilibrio, y todos aquellos elementos visuales que hacen parte de la composición curatorial, incluyendo o no al ejercicio investigativo y escrito. Una parte de la conceptualización de Camera of Wonders compone a la hoja de sala, así que ésta debiera servir para comprender una parte significativa de la exposición; este ejercicio escrito revisa el contenido del impreso y pretende ser un puente entre las ideas de Jens Hoffmann y el espacio museal.

Vista general de The Family Man en el MomA
Vista general de The Family Man en el MomA

La hoja de sala Camera of Wonders contiene un fragmento del texto curatorial, y no su totalidad, funge como extensión histórica de donde se puede comprender el objetivo principal y su sustentación conceptual proveniente de los gabinetes de curiosidades populares desde el siglo XVI.  Es de aquel coleccionismo ingenuo de donde surgen los principales lineamientos curatoriales, y que se sostienen a lo largo de las ideas de Hoffmann. El aparente caos de los gabinetes o las cámaras de curiosidades, al parecer tienen un orden y un sentido que se van constituyendo a medida que transcurre el tiempo. La espontaneidad, la diversidad, la documentación e historiografía con que se fueron creando las Wonderkammer les dota de múltiples percepciones, relaciones y representaciones. Estas características, más el gran referente en la historia de la fotografía The Family Man[6] curada por Edward Steichen conforman los dos grandes puntos de partida para Camera of Wonders.

Los paralelos entre los objetos que pertenecieron a las cámaras de curiosidades abren camino a nuevos planteamientos fotográficos, enriqueciendo la mirada del curador y el espectador. Las narrativas que pueden surgir de los opuestos dan pie a la constitución de ejes curatoriales fuera de lo común. Para ello, y lo expresa Hoffmann al final del texto, es necesario deformar nuestra mirada, fragmentarla, haciendo zoom out y zoom in, de manera que la perspectiva se multiplique por completo, manipulando las realidades que en definitiva pueden ser infinitas, solo dependen de “una forma imaginativa de ser en el mundo; (..) observar nuestros propios métodos de cifrar lo que vemos y redescubrir nuestra capacidad de observar”[7].

A partir del fragmento del texto curatorial se descubren –desde mi propia interpretación– tres ejes, y de cada uno Hoffmann menciona algunos artistas, de los cuales se puede encontrar suficiente información, permitiendo ubicar parte de las obras que conforman el corpus de la exposición.

cámara_maravillas-01

El primer eje está constituido por la combinación disímil de las cosas, aquí se plantean relaciones entre una variedad amplia de temas: moda, retratos, paisajes panorámicos o botánica. En este grupo se encuentran Paul Horst, Andreas Gursky, Diane Arbus y Tom Baril.

cámara_maravillas-02

El segundo es la metáfora visual, partiendo de lenguajes particulares para referenciar distintos fotógrafos y contenidos que sugieren un mismo signo. Los artistas que pertenecen a este grupo son Arabella Campbell, Peter Fischili, David Weiss, Seydou Keita, Irving Penn y Bernd y Hilla Becher.

cámara_maravillas-03

El tercer y último eje es la intertextualidad en la fotografía, donde se puede encontrar una relación visual o conceptual entre el trabajo fotográfico, identificando una repetición y duplicación aparentemente inexistente, pero a las que Jens Hoffmann les ha encontrado una línea conductora. Los fotógrafos que son mencionados aquí son Elad Lassry, Matt Lipp, Lee Friedlander, Erwin Blumenfeld, Jochen Lempert, Doug Aitken y Wimo Ambala Bayang.

En la selección de fotografías prevalece el blanco y negro, como una señal de la sutileza en los comienzos de la fotografía, y que en definitiva continua siendo esencial en la creación de imágenes. Como el arte en general, la mayoría de estos trabajos nacen de una relación orgánica con el entorno; la naturaleza –no en un sentido vegetal, ecológico o geográfico, sino más bien respecto a lo que ya conforma al mundo, lo que ya está ahí para ser parte de una imagen–  es un nodo de creación para los artistas que componen la exposición.

De las relaciones que el curador ha hecho, es destacable el uso de conceptos[8] para agrupar fotografías que aparentemente no contienen vínculos. De alguna manera, las alusiones lingüísticas se ocupan a lo largo de los tres ejes expositivos, en el fondo se originan de la diversidad que ha definido a los gabinetes de curiosidades, a la creación de narrativas múltiples y a la apertura permanente de la comparación entre distintos objetos.

Hoffmann expone el papel de las fotografías como simples vías de aproximarse al mundo. Esta realidad manifiesta la infinidad de explicaciones e interpretaciones que pueden surgir de todo lo que compone al universo, y las diferentes probabilidades de relacionar una cosa con las demás. Es como una lotería donde las combinaciones son incontables, y a ello hay que sumarle la percepción humana, y las lecturas que cada uno, con su experiencia y necesidades, puede arrojar de todo ello. Sobre la fotografía y la colección de la CIA, el curador tiene una percepción que ya está dispuesta de alguna manera en el papel y en la sala, la mía está sobre estas palabras, y la de los demás deberá estarlo en algún otro lugar. Lo importante es que existan ideas, y si son disimiles, mucho mejor; se trata de ir ampliando el panorama y diversificando las conclusiones, de la fotografía, pero en realidad de todo aquello que se circunscriba a las prácticas artísticas.

 

[1] Actual director adjunto del área de Exposiciones y Programas en el Jewish Museum. Ha comisionado más de cincuenta exposiciones y escrito más de doscientos textos sobre arte y exposiciones.

[2] Es una colección privada de arte contemporáneo en México, que a través de distintos proyectos difunde el arte apoyando exposiciones, publicaciones, proyectos artísticos y de investigación relacionados con las prácticas contemporáneas.

[3] Hoja de sala exposición Cámara de Maravillas Mamm 2016.

[4] Cabe mencionar que hasta el momento no he visitado la exposición ni he visto registro gráfico sobre la misma, con la intención de naturalizar la relación con el documento sin contaminaciones externas, pero proponiendo realizar un segundo ejercicio crítico luego de visitar la exposición, ejerciendo paralelos similares a propuestos por el mismo Hoffmann con las cámaras de curiosidades.

[5] La conceptualización es el desarrollo o construcción de ideas abstractas a partir de la experiencia: nuestra comprensión consciente (no necesariamente verdadera) del mundo”.

[6] Exposición realizada en 1955 en el Museo de Arte Moderno MoMA compuesta por 503 fotografías alrededor del humanismo, presentada en 37 países y 150 museos a lo largo de 8 años de itinerancia.

[7] Hoja de sala exposición Cámara de Maravillas Mamm 2016.

[8] Conceptos como progresión, forma, repetición, invención humana, invención natural, etc.

Estudiante de artes y lo que se va conectando a ellas. Llegué hasta aquí a través de la fotografía, aunque luego me apasioné por la historia y la teoría del arte. Considero leer, pensar y escribir como mi práctica artística. Espero del lector (y el espectador) una actitud activa que posibilite espacios de diálogo y debate.

Loading Facebook Comments ...

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Textos recientes de Crítica de Arte

Nada es perfecto…

NOTA: las ideas aquí expuestas no pretenden ser una verdad, en realidad,

INDIE-finido

Fuera de las esferas oficiales y los cerrados círculos del arte existen
Ir Arriba
Cargando…